10.14.2008

FIESTA DE PIJAMAS SIN RAYAS

-iyo! venga, que vamos tarde! Pásate por mi casa y ya tiramos pa arriba que ésta gente ya están allí.
-enga! ya voy pa allá.

Cojo mi mochila y meto las últimas cosas. También cojo la bolsa de las últimas cosas de la botellona y a esto que llega 'Burn'.

-¡Qué pasa Burn?
-¡Qué pasa Charly?
-¿Vamos a romper la Night?
-A tope.

Nos saludamos con un canto de guerra por el que nos había dado en esos entonces y cogemos rumbo a las parcelas.

Allí, ya estabamos todos. Nos conseguimos reunir unos diez más o menos. Cogimos el quipaje las bebidas y nos dirijimos a la dehesa, no muy lejos de las casa.

Era una noche clara, con luna llena y muy apacible. Una noche con una temperatura envidiable de verano. Inmersos en la naturaleza. Subidos en grandes rocas que hacía de tumbonas para algunos que decían estar 'tomando la luna llena' tumbados boca-arriba.

Todo eran risas, cantos, chistes y bromas entre copa y copa.

Y cuando la bebida iba tocando su fin, nos levantamos y decidimos irnos al chalet en el que tocaba pasar la noche.

Uno del grupo andaba muy tocado. Tanta bebida le había dejao algo mareao, así que todos miraban un poco más por él. Mientras nos íbamos de ese paraje natural hacia la urbanización, 'Charly' se quedó rezagado 'tomando la luna'.'Burn', al darse cuenta fue a buacarlos:

-Iyyoooo! ¿Qué haces?
-Naaaaa. Aquí tomando la luna.
-iyoo venga, que nos vamos ya!
-Pero si se está mu bien!! ¿dónde vais tan pronto?
-Enga quillo, que el 'sirt' está mu mal.

Poquito a poco, 'Charly' se puso en pie. Éste finjía estar borracho. Algo de atención buscaba, pero no era la de su amigo 'Burn', sino la de alguna de las chavalas allí presente, y es que con 16 o 17 años se hacen muchas tontería para gustar a las niñas de al lao.

LLegando ya a la urbanización, nuestro amigo 'sirt' empezaba a tambalearse demasiado, incluso perdía las fuerzas y se echaba al suelo. Intentábamos llevarlo entre 2 o 3 pero era muy complicado debido a su fuerte estructura corporal.

Entre nosotros discutíamos de si llamar a la ambulancia o no. Mientras veíamos que ponía los ojos medio blancos. Entonces llamamos, sabiendo que ésto no iba a costar una buena bronca con nuestros padres.

La ambulancia no tardó mucho en llegar y ya estabamos más tranquilos sabiendo que habíamos optado por la elección correcta.

Algunos padres se enteraron al momento y acudieron a nosotros.

Los médicos lo trataron y lo acompañaron a su casa con su familia y allí nos quedamos los demás. Con las caras larga.

La fiesta había llegado a su fín antes de la cuenta y con un mal sabor de boca.

Cada uno se fue a su casa, quedandose 'Burn' y 'Charly' allí solos, pensando que hacer ahora.

- ¿Iyo, ahora que hacemos, no bajamos andando al pueblo?
- ¿No sé tio, podríamos quedarnos en el campo, ya que tenemos los sacos de dormir y eso?
-Si hombre, ¿qué dices?!! Anda vamonos pal pueblo.

Y así acabo una noche que marcó un punto de inflexión (uno más) en nuestro rumbo por la vida.

PD. Como es comprensible, luego llegaron los chismorreos, los males entendidos, mi hijo no vino a dormir a casa y esas cosas, ¿verdad 'Burn'?



DEDICADA A MI AMIGO 'BURN'

3 comentarios:

Pelayo dijo...

Es cierto ráfaga, hay que beber con moderación, aunque yo no soy el más indicado para decirlo, nunca se me ha dado bien hacer las cosas con moderación, siempre termino llegando hasta el desfase.
Esa costumbre mia no es buena.
Sigue escribiendo amigo (y te digo amigo porque lo somos).
Un saludo y espero más fotografias y relatos.

el duende dijo...

Tienes razón. Te has olvidado de mencionar que los chismorreos hablaban de que "los chicos del pueblo" son los que habían traído la bebida (son unos golfos en bici), la idea de beber Larios a palo seco y DIC sin hielo también fue de los chicos del pueblo.
Pero no todo fue malo, la moraleja del asunto nos demostró que la gente NUNCA cambia, tus verdaderos amigos no te dejarán tirado pero los que no lo son, da por seguro de que a la más mínima desaparecerán, como ráfagas de viento.

LEONARDO ALANIS dijo...

Ojalá nunca más haya quien imponga a otros seres humanos pijamas con rayas. Disfrutad, sí de este tiempo sin rayas.